Sexualidad

Cómo practicar sexo tántrico

sexo tantrico

El sexo tántrico es algo que prácticamente se desconoce, tanto sus beneficios como su aplicación. Lo único que nos llega de esta sabiduría milenaria es que consigue alargar el placer durante el coito y cumplir ampliamente con las expectativas sexuales.

Lo que no sabemos es que se trata de una técnica con más de 4.000 años de antigüedad basada en el Tantra, una filosofía de vida de origen oriental que trata de conseguir una conexión con uno mismo mediante el sexo. Se podría decir que las personas que practican sexo tántrico no lo hacen por el mero placer que les proporciona el acto sexual. Para ellos, la sexualidad no es una descarga de la excitación sexual, sino más bien un encuentro que nos proporciona energía que luego utilizaremos para fines espirituales.

Pero volvamos al origen de este complicado término. Tantra es una palabra que viene del sánscrito y significa “entrelazados”. Las personas que practican el hinduismo y el budismo usan la unión sexual como una metáfora mediante la cual entrelazar el aspecto físico y el espiritual.

Beneficios del sexo tántrico

  • El sexo tántrico consigue actuar como regulador natural de hormonas y reducir de esta manera los niveles de estrés
  • Ayuda a los hombres con problemas de eyaculación precoz
  • Permite afianzar el vínculo con tu pareja
  • Puede ayudar a las mujeres que tengan una media de excitación menor a los 20 minutos
  • Los más aventajados consiguen llegar al orgasmo solo con la mente

Consejos para iniciarse en el sexo tántrico

El secreto del sexo tántrico reside en una serie de técnicas para prolongar el éxtasis sexual y mejorar los niveles de satisfacción. El Tantra cree que para llegar al clímax de excitación sexual de forma natural, el centro debe ser el interior de tus deseos sexuales.

Sin duda la primero que hay que hacer para adentrarse en el místico mundo del sexo tántrico es cambiar de mentalidad. Pensemos en el acto sexual como un viaje en el que disfrutamos hasta llegar al destino, y no solo en el resultado final que va a reportar. Es necesario que se deje atrás esa urgencia por llegar clímax. Esto es algo que ambas partes de la pareja debéis tener claro ya que el sexo tántrico requiere de la conexión de las dos mentes.
Con todo esto antes de comenzar con los consejos para un primer acercamiento al sexo tántrico se debe de tener en cuenta el entorno en el que se desarrollara. Para llevar a cabo el tantra se necesita una absoluta concentración por lo que es absolutamente indispensable tener un espacio privado e intimo que os relaje que incluso podéis ambientar con vela o música. Por último, apagar móviles, televisiones, etc. La concentración debe ser máxima.

Algunos consejos útiles para disfrutarlo

  1. Relaja la mente: olvida todo lo que hay fuera de la habitación. En ese momento lo único importante sois tú y tu pareja. Sentid la conexión.
  2. Mira a tu pareja a los ojos: con la mirada se tiene que lograr alcanzar la intimidad, ya que según los valores del tantra los ojos son la mirada del alma, así que le estás enseñado a tu pareja tu alma y tú, veras la suya.
  3. Controla tu respiración: en el sexo tántrico es fundamental controlar la respiración y sobre todo sincronizarla con tu pareja para entrar en la misma energía. Inhalad y exhalad juntos y después alternad vuestras respiraciones: cuando tú inhales tu pareja deberá exhalar y viceversa.
  4. Siente todo lo que estás tocando: uno de los puntos más importantes del tantra es explorar a tu pareja mediante caricias. El sexo tántrico se centra en sentir el tacto de la otra persona, lo que puede ser la clave para alcanzar el orgasmo. Concéntrate en saber lo que tocas y como lo tocadas ya que la concentración será la clave del éxito de este paso.
  5. Se consciente de las sensaciones de tu cuerpo: este paso está íntimamente ligado al anterior ya que de la misma manera que tu acaricias, también eres acariciado. Siente la reacción de tu cuerpo al tacto de tu pareja.
  6. Confía ciegamente en tu pareja: no vas a tener sexo tántrico con un rollo de una noche porque necesitas que la persona que este contigo sea de tu absoluta confianza, sepas lo que le gusta y lo que no.

Etapas del sexo tántrico

A continuación, podrás apreciar como el sexo tántrico es algo mucho más complicado de lo que a simple vista parece y que incluso cuenta con diferentes etapas que permitirán que tu cuerpo vaya asimilando todo lo que está sintiendo y canalice su energía de una manera que no solo sea llegar al orgasmo sino en regalarle al cuerpo un disfrute de los sentidos.

  • Primera etapa: es el acto previo a las relaciones sexuales, es decir, el acondicionamiento del ambiente.
  • Segunda etapa: hay que llegar a la conexión del cuerpo con la otra persona mediante el contacto visual.
  • Tercera etapa: para conseguir la concentración en la respiración coloca las manos en el pecho del otro para sentir sus palpitaciones, y poder sincronizar lo mejor posible sus ritmos de inhalación y exhalación, sin perder el contacto visual del cual hablábamos antes.
  • Cuarta etapa: empezar a acariciar: La idea es que estas caricias vayan de menos a más, e intentando no incluir las zonas genitales en un comienzo, pues el cuerpo está lleno de zonas erógenas que pueden ser estimuladas suavemente.
  • Quinta etapa: masajes tántricos que vayan de zonas no erógenas a zonas erógenas.
  • Sexta etapa: ponerse en posición Yab-Yum, esta postura tántrica implica que ambos se abracen de frente en el cual la mujer rodea las caderas de él con sus propias piernas.
  • Séptima etapa: después de todo estos pasos llega el momento de la práctica sexual, pero recuerda el tener sexo no es el objetivo último del sexo tántrico, sino que solo una de las alternativas en el rango de opciones de placer que disponemos.

Añadir comentarios

Haz click para añadir un nuevo comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *