Seducción

Cómo saber si una mujer es sincera

saber si una mujer miente

Existen las mentiras piadosas o mentiras blancas, esas que todos hemos utilizado alguna vez para no dañar a la otra persona y porque el tema tampoco lo requería. Es decir, las que utilizamos sin mala intención. Y luego existen las mentiras mentiras. Las mentiras porque sabemos que de lo contrario podríamos tener serios problemas. Y esas son las que duelen.

La confianza en la pareja es fundamental para mantener una relación sana y estable. Pero, si sientes que tu mujer te está mintiendo continuamente lo mejor será que lo habléis. Puede que solo sean impresiones tuyas y que todo tenga una explicación, o puede que estés en lo cierto y esté tratando de ocultarte algo. Sea como fuere, lo mejor es que atajes el asunto de raíz o podría generarte dudas y desconfianzas en tu pareja que a la larga os serán difíciles de superar.

No obstante, hay muchas formas de poder intuir si alguien te está mintiendo. De hecho, el 95% de la comunicación es no verbal por lo que atender a los gestos que realice tu pareja, más que a sus palabras, podrá descifrarte si está mintiendo o no tienes nada por lo que preocuparte. Para ello, a continuación te revelamos algunos de los signos a tener en cuenta.

10 Señales que delatan una mentira

Cabe destacar que cada persona es un mundo y que será propensa a realizar más unos gestos que otros. Sin embargo, hemos recopilado los más comunes para que puedas hacerte una idea de a qué señales debes atender.

1. Se toca mucho la boca, los oídos o la nariz: Cuando mentimos lanzamos a nuestro cerebro una señal de alerta por lo que nuestros sentidos se agudizan. Es por ello que muchas personas cuando mienten se aprietan los labios o se tapan la boca, se rascan la nariz o se tiran de la oreja.

2. La respiración se acelera: Por el mismo motivo la respiración cambia: es mucho más audible y profunda y varía en el ritmo. Incluso dependiendo de la persona podrás observar cómo se hincha y se deshincha el pecho a medida que habla según la gravedad de sus palabras. Esto se debe a los nervios que se generan ante la reacción de la otra persona. Cuando decimos una mentira estamos expectantes por saber si la otra persona nos creerá o no por lo que acumulamos mucha tensión y podría costarnos respirar. Además, como consecuencia también verás que los orificios nasales se dilatan para facilitar la entrada y la salida del aire.

3. El cuerpo se pone rígido: Otra de las señales es la de la rigidez. Cuando le mentimos a alguien debido a la tensión tendemos a pausar nuestro cuerpo y nos cuesta mucho más movernos con naturalidad. Pensamos que cualquier factor podría delatarnos así que nuestro cerebro nos lanza una señal para que nos mantengamos cuanto más quietos mejor.

4. Rostro sin expresión: Del mismo modo, para evitar ser pillados tendemos a limitar cualquier gesto de nuestra cara innecesario. Por ello, si tu pareja es una persona muy expresiva será muy fácil notárselo.

5. Contacto visual: Además intentará desviarte la mirada continuamente para evitar ponerse más nerviosa por lo que hacer contacto visual con ella será casi imposible. Es por ello que muchas veces cuando queremos que nos digan la verdad recurrimos al ‘dímelo mirándome a los ojos’. Creemos que así será imposible que nos mientan y por ello también evitamos mirar a los ojos cuando lo hacemos.

6. Cambio de tema: Lo más habitual es que tras decirte una mentira tu pareja cambie de tema. Lo hacemos a modo de protección para evitar meter la pata. Mientras más tratemos el tema más mentiras tendremos que decir hasta el punto de crear toda una historia ficticia alrededor de nuestra mentira. Así, para evitar que nos pillen intentamos cambiar de tema y distraer la atención sobre otros asuntos con la mayor brevedad.

7. Respuestas muy cortas o muy largas: Pueden darse los dos casos. Por una parte puede que nos justifiquemos de más porque creemos que así nuestra versión será más creíble, o bien todo lo contrario. Por la misma razón podríamos evitar dar respuestas muy largas para no enredarnos. Si somos escuetas recordaremos con mayor facilidad en qué mentimos para no autodelatarnos. Que se dé un caso u otro dependerá de lo segura que se sienta tu pareja mintiendo sobre ese tema.

8. Tiene incongruencias: Por estos motivos, puede que la pilles en alguna incongruencia si fuerzas hablar del tema más de lo normal. Si estás atento a todas sus explicaciones pronto conseguirás ver qué piezas no encajan ya que es muy difícil mantener la misma versión con el paso de los días sin fallar en nada.

9. Se tartamudea más que habla: Esto dependerá de la persona. Cuando tartamudeamos se debe a que tenemos dudas sobre lo que estamos afirmando y estamos construyendo todavía la mentira en nuestra cabeza. Sin embargo, si tenía su versión preparada o si tiene facilidad para mentir será difícil pillarla en un aprieto. Verás como sus respuestas son instantáneas y muy creíbles.

10. Se pone a la defensiva: El miedo a que nos pillen cuando mentimos nos hace sentir que estamos siendo atacados casi por cualquier cosa y tendemos a ponernos a la defensiva. Si ves que tu pareja a la mínima se toma a mal tus comentarios puede ser que esté ocultando algo.

Bonus track: Pero, si los expertos hablan de un gesto capaz de delatar casi cualquier mentira es el de la dirección de la mirada. Si tu pareja mira hacia la derecha quiere decir que está tratando de recordar algo. Sin embargo, si mira hacia la izquierda es que está intentando imaginar algo nuevo, es decir, construir su mentira.

Añadir comentarios

Haz click para añadir un nuevo comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *