Salud

Cómo tratar la polimenorrea

polimenorrea

La polimenorrea es un trastorno menstrual que consiste en que el sangrado de la regla no es regular, es decir, aparece en menos de 21 días, a veces tiene que ver con la menstruación y otras veces con enfermedades o problemas en el útero o la pelvis que provocan este manchado inusual.

¿Qué es la polimenorrea?

Las mujeres tienen un período que se renueva cada 21 y 30 días, por lo que si es menos o más días es que alguna anomalía está afectando su ciclo normal, por lo que, si el sangrado es frecuente y antes de llegar a los 21 días, entonces se considera que es una enfermedad: la polimenorrea.

La polimenorrea tiene dos tipos diferentes, la oligomenorrea, que consiste en que el sagrado se produce de forma irregular durante 35 y 90 días y por otro lado la amenorrea, que a su vez se divide en primaria, cuando la adolescente debería haberle llegado su primera menstruación y todavía no la ha tenido, por ejemplo con 16 años, y la secundaria que representa la falta de menstruación durante más de tres meses, esto suele hacer creer que nos hemos quedado embarazadas, sin embargo no tenemos ningún síntoma o no hemos tenido ninguna relación y los médicos no observan que el óvulo haya sido fecundado.

En cualquier caso, la polimenorrea es un síntoma claro de que el útero posee una hemorragia o que contiene algún problema que hace que el período de al menos 21 días sea más corto. Por lo que se produce manchado entre período y período.

¿Qué es lo que produce la polimenorrea?

Existen varios factores, ya sean hormonales o físicos de la mujer que hace que se nos desajuste la menstruación. Esto no quiere decir que sea normal, al contrario, no es nada saludable que tengamos el ciclo tan breve por lo que es imprescindible hacer que de lo irregular de nuestro manchado se vuelva regular.

Entre las causas que provocan la polimenorrea está el estrés, que hace que una mujer se sienta ansiosa ya sea por problemas en el trabajo o familiares que hacen que su salud se merme y le pueda afectar a la regla.

El equilibrio hormonal cambia de tal forma que produce que el período se vuelva más corto de lo que es o incluso que se alargue. Pero la ansiedad no es eterna, por lo que podemos controlar el nivel de estrés con algunos medicamentos o terapias que puedan ayudarnos a relajarnos y a pensar de forma positiva. De esta forma eliminaremos y solucionaremos el nivel de estrés y ansiedad en nuestro cuerpo. A no ser que sea un problema físico.

Muchas veces el tejido uterino puede provocar ciclos menstruales más cortos en las mujeres, por lo que, si acudes a algún profesional de la salud, preferiblemente un ginecólogo, que explore y observe si existe alguna irritación o problema en el útero o la pelvis, de tal forma que si existe alguna hemorragia sea tratada y corregida. También debes contarle si sientes que tu menstruación es más dolorosa de lo normal, ya que por culpa de este tejido del interior del útero provocan un flujo excesivo y doloroso hasta tal extremo de que muchas veces derive a vaginismo o dolores al tener relaciones sexuales.

También hay factores que producen que exista polimenorrea, como las ETS o enfermedades de transmisión sexual. Esto se debe a cuando no nos hemos protegido con ningún método de barrera como el condón masculino o femenino y que la otra persona haya introducido en nuestro organismo alguna enfermedad como la gonorrea o la clamidia. En cualquier caso, hemos quedado afectadas por las bacterias que provocan dolor y que se desajuste la menstruación o que el manchado sea más breve y en períodos más cortos. También lo podemos observar si el olor es distinto, más fuerte y el líquido es más abundante. También puede deberse a que las glándulas estén inflamadas o incluso la pelvis, por lo que de nuevo un médico o un ginecólogo será clave para esta exploración y quitarnos de dudas.

Por último, la dieta que estemos haciendo puede provocar que tengamos un mal ciclo menstrual, por lo que es conveniente cuidarnos con una buena alimentación y hacer ejercicio.

Como curar la polimenorrea de una vez

  1. Lo primero es tener un diagnóstico de algún profesional, porque si leemos este artículo puede que te lleves malas conclusiones o incluso que te creas que tienes todos los factores a la vez, porque nuestra mente es fácil de influenciar y más si es con aspectos negativos. Por lo que lo primero que has de hacer si sospechas es ir a que te hagan algún diagnóstico.
  2. Si el profesional médico insiste en que sufres de polimenorrea y confirma tus sospechas, entonces te mandará algunas píldoras u hormonas.
  3. La forma en la que te lo diagnostican es tomándote primero la temperatura basal y medir los niveles de progesterona de tu cuerpo, así como de los diferentes días del ciclo menstrual. Y por último te hará una biopsia del útero, para despejar dudas de si es hormonal o del tejido interno.
  4. Puede que te falte alguna hormona para que se reajuste el sangrado del ciclo menstrual, por lo que recomiendan 10 miligramos al día de medroxiprogesterona, después norestisterona otros 10 miligramos y por último 300 miligramos de progesterona micronizada que hará que acabe con la polimenorrea.
  5. También tiene que ver si la mujer está en la prefase de la menopausia, por lo que muchas veces el sangrado es más breve e inusual. Por lo que si estás ya rondando los 50 años deberías ir a un ginecólogo y que explore esta posibilidad.
  6. Así que ya sabes, si no han pasado los 21 días y ya estás manchando, entonces deja de leer y pide cita a tu médico de cabecera, ve a urgencias o pide cita a tu ginecólogo. Ellos sabrán qué pasos debes tomar una vez que te hayan diagnosticado polimenorrea o cualquier otra cosa.

Añadir comentarios

Haz click para añadir un nuevo comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *