Belleza

Todo lo que debes saber del apasionante mundo de los tatuajes

tatuajes

Los tatuajes vuelven a estar de moda y no hace falta tener un estilo de vida más macarra o peligroso como podemos llegar a pensar, simplemente se lo pone la gente como forma de expresarse a través de su cuerpo. Aunque el mundo de los tatuajes nos parece algo tan actual este arte es milenario y, posiblemente, uno de los más primitivos que se conoce en la Tierra.

Origen de los tatuajes

No se sabe con exactitud, se cree que estos dibujos corporales eran conocido por cuantiosas culturas del mundo, aunque su práctica no era igual en las tribus. De esta forma, en la parte más oriental del mundo es donde se ha hallado al parecer al primer tatuador del neolítico. Desde entonces, se sabe que, de Egipto proceden los tintes de henna y donde, sobre todo representaban la escala social de las mujeres.

En otra parte del mundo, la cultura germánica y la celta usaban tatuajes para la guerra o para rendir culto a los dioses, como hacían también los aztecas, que tatuaban a los niños desde pequeños para adorar al dios Quauhtli. Pero con la llegada del cristianismo y la edad media, esta forma de expresión fue perseguida y prohibida porque se llegaba a pensar que era una mentalidad pagana. Por lo que se procedía a mutilar la zona del cuerpo tatuada, ya que el cuerpo del hombre es el de Dios. Lo mismo ocurrió cuando los conquistadores llegaron al nuevo mundo, que exterminaron a todos los que llevasen tatuajes y prohibiendo su desarrollo en la cultura.

Sin embargo, no todos los colonizadores hicieron lo mismo, en 1771, Thomas Cook se interesó por los tatuajes, exportándolo a la alta sociedad de occidente, de esta forma su uso cambió de significados y el concepto se renovó. La mayoría de marineros fomentaron los tatuajes, ya que encontraron la influencia más directa posible en países como Nueva Guinea, Gabón, Samoa o Tahití. De hecho, la palabra procede de estas lenguas, donde “tatau” significa “Marcar”.

A partir de ahí, comenzó un concepto diferente de los tatuajes en Occidente. El primer tatuador oficial conocido en la historia fue Martin Hilderbrandt, en la Guerra Civil Americana. A raíz de eso, los tatuajes pasaron a ser llevado sobre todo por personas bohemias y artistas circenses.

Pero no fue hasta el movimiento Hippy cuando la revolución de los tatuajes cobró otro sentido nuevo: la libertad de expresión. Y es por eso que, a día de hoy, que se vuelve a llevar la moda de esa época, se vuelve a lucir de nuevo sobre nuestros cuerpos. Una estadística dice que casi 60 millones de europeos los llevan.

Últimamente, también ha crecido la preocupación de los daños irreversibles que pueda provocarnos en la piel o alguna que otra enfermedad. Un estudio el año pasado sugería que el cáncer de piel podría aumentar hasta un 30% si te tatuabas. La popularidad de los tatuajes ha llevado a la Comisión Europea a replantear nuevas normativas y regular los protocolos para las tintas y la sanidad de los centros de tatuajes.

Las tintas de los tatuajes

Un informe detalla que más del 80% de los tintes usados hoy en día son orgánicos y cerca del 60%, son de un tipo concreto llamados Azopigmentos. Lo preocupante es que si al exponer los tatuajes al sol, estos Azopigmentos se degradarían y liberarían aminas aromáticas que puedan ser cancerígenas. Y, además, las tintas que se usan muchas veces no están preparadas para tatuar la piel según las normativas, por lo que contienen trazas u otros elementos nocivos que al mezclarse con la sangre estas aminas y las impurezas pueden contagiar y extenderse al resto del organismo.

Esto se debe a que los elementos empleados para la fabricación de la tinta no están seguros ni marcados en ningún registro, por lo que, en muchos análisis, los investigadores han comprobado que se importan desde Estados Unidos, donde su regulación es mucho más permisiva que en la Comisión Europea. Es por esto que la falta de unificación para ejercer el control de calidad de las tintas y los tatuajes han hecho que cada país regule sus normativas de forma diferente.

España ha sido el único país en confeccionar una lista de productos químicos y sus efectos, para que sí se pueda usar en la tinta de los tatuajes. Además de exigir ciertos controles de calidad antes de poder ponerlo en el mercado. El gran problema según la Unión europea, la venta de las tintas a través de Internet. De esta forma no se puede controlar lo que los consumidores compran ni lo que los tatuadores inyectan.

¿Por qué se tatúa la gente?

Peter Kappeler de la Universidad de Göttingen, ha estudiado los motivos que impulsan a las personas a expresar con tintas artificiales a través de su cuerpo. Los análisis obtenidos son dispares:

  • Porque los encuestados se ven más sexys o para tapar alguna imperfección, muchas mujeres prefieren tapar sus cicatrices o quitarse algunos complejos ya que de esta forma los ojos se centran en otros aspectos. Muchos jóvenes adolescentes consideran que otra persona que lleve piercings y tatuajes son más atractivos. En concreto a las chicas les atraía un 40% de hombres con tatuajes, mientras que a los chicos solo un 11%.
  • Como metamorfosis de la personalidad. En el estudio, las personas con tatuajes han padecido algún hecho traumático en su infancia o en la actualidad, ya sea abusos o maltratos, de esta forma, al tatuar su cuerpo, era el método que tenían para expresar que el cuerpo les pertenece a ellos y para combatir los recuerdos.
  • Un pequeño porcentaje admitía que le gustaba automutilar su cuerpo, ya que sienten una especie de sensación de felicidad cuando se autolesionan o cuando perforan su piel. Pero esto es solo un porcentaje pequeño de personas, un 25% que asegura que desde pequeño les gustaba cortarse las muñecas de forma horizontal.
  • Por motivos sexuales o rituales. Muchas veces las mujeres y los hombres se sienten menospreciados sexualmente, por lo que de esta forma aumentarían su autoestima, ya que les hace ver como un atractivo más rebelde o peligroso. También como rituales donde expresan la pertenencia de un grupo como símbolo. En Estados Unidos en los 80 hubo un boom de moteros que se conocían por los tatuajes que se realizaban.

Añadir comentarios

Haz click para añadir un nuevo comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *