Seducción

Trucos para ligar con mujeres

ligar con mujeres

Cada mujer es un mundo, y cuando pensabas que empezabas a comprenderlas aparece otra y te sorprende. Pero eso no quiere decir que sea imposible conseguir conquistar a una chica. A ellas les gusta ponértelo difícil, saber que te estás esforzando por acercárteles. Saben que en cuestión de ligar ellas tienen el poder y nosotros somos normalmente los que nos lanzamos a la conquista por lo que también saben cómo hacer para que esto juego a su favor.

Sin embargo, hemos reunido los trucos que con total seguridad conseguirán que ligar con esa chica en la que te has fijado sea pan comido, o bueno, almenos que no hagas tanto el ridículo.

7 consejos para ligar con mujeres

1. Arréglate para triunfar

Tú no te vas a acercar de primeras a hablar con una chica que no te ha entrado por los ojos, así que no esperes que ella te haga caso si tú tampoco le has causado buena impresión. Arréglate antes de salir si quieres tener éxito. No se trata de que te emperifolles como si fueras a dar las campanadas, pero hasta el look desaliñado con barba de tres días y pelo revuelto que tanto las atrae tiene su trabajo.

2. No hay nada peor que parecer desesperado

Tienes muchísimas ganas de ligar esta noche. Lo sabes y te has preparado para ello. Te has puesto tus mejores galas y has puesto en sobreaviso a tus amigos: ‘Esta noche ligo’. Pero lo saben ellos, lo sabes tú y por supuesto lo saben ellas. Esta noche tampoco ligas.

Tus posibilidades de éxito son inversamente proporcionales a tus ganas de ligar. Es un hecho, una ley de la física. Mientras más lo intentes, mientras más desesperado parezcas, menos atención te van a prestar las chicas. Tienen un sexto sentido y huelen tus ansias. Y esto no resulta nada sexy. Lo mejor es que salgas a disfrutar con tus amigos. Nada de pasarte la noche tras una chica y otra siendo el típico pesado, simplemente pásatelo bien y les parecerás mucho más atractivo.

3. El lenguaje no verbal habla más de ti de lo que crees

Tus miradas y tus sonrisas van a decirle más cosas de las que puedas contarle tú mientras os conocéis. Juega con tu mirada para atraer su atención. Lánzale miradas furtivas, como si tuvieras vergüenza y necesitases apartar la mirada, y luego otras más intensas. Se quedará desconcertada y sentirá curiosidad por tu comportamiento por lo que verás que ella también empieza a mirarte más de la cuenta.

En este momento es cuando entran en juego las sonrisas. Sonríele tímidamente para que vea que tienes interés. Si te devuelve la sonrisa estará dándote luz verde para que te acerques a ella.

4. Ten claro quién eres

Si finges lo va a saber, no te preguntes cómo pero lo sabrá. Así que más vale que tengas claro que inventarte mil batallas con las que impresionarla te va a servir de poco o nada. Ligar no es un examen o una entrevista de trabajo así que olvídate de parecer un vendedor de seguros o te cerrará la puerta en la cara.

También muchas veces a la hora de ligar tenemos a hacernos lo chulos delante de ellas porque sabemos que en el fondo les gusta. Actuando como el chico bueno de la película solo conseguirás que te vea como a un amigo. Pero una cosa es ser el chulo con gracia que cae bien y las hace reír y otra es ser el típico chulo gilipollas.

Así que ten claro quién eres y muéstrate seguro pero sin dejar de ser humilde. Ella va a querer saber cosas de ti así que estate preparado para ser tú mismo. Eso sí, no pongas toda la carne en el asador. Deja cosas en el aire, pequeñas sutilezas que haga que sienta curiosidad por ti. Querrá deshacer ese halo de misterio y para ello no tendrás más que volver a verte.

5. Más que ligar, conócela

Si ve que lo único que buscas en ella es colgarte una medallita seguramente pierda el interés a no ser que ella busque lo mismo. Así que si quieres ligar con ella de verdad vas a tener que dejar que la conversación fluya.

Para ello intenta que las preguntas sean abiertas. De nada te sirve que te conteste con monosílabos pues la conversación podría volverse aburrida y no encontraríais un tema común del que hablar. Por el contrario, si consigues despertar algún tema en el que esté realmente interesada se sentirá más cómoda contigo y se abrirá a ti.

6. Si consigues que se ría tienes posibilidades

Cuéntale alguna historia graciosa sobre ti que le permita conocerte mejor o sacar sus propias historias a relucir. Si consigues que se ría es que se lo está pasando bien contigo y no hay nada más importante a la hora de ligar que disfrutar del momento.

7. Prueba con el contacto físico

Nunca intentes tener algún tipo de contacto físico si no estás seguro de que se siente cómoda contigo. Da igual si es una caricia, un abrazo o cualquier otro gesto. Si lo haces a destiempo podría sentirse muy incómoda y poco receptiva. Por ello tendrás que esperar a que ella se empiece a sentir en confianza contigo. Una vez lo consigas, acércate a ella y ponle la mano en la pierna. Si ves que no se sobresalta con tu contacto es que vas por el buen camino. El ambiente se tornará mucho más íntimo y podréis ir profundizando en vuestra conversación. Pero, ve despacio y escalando gradualmente. No quieras pasar de una acaricia en el brazo a lanzarte a por un beso. Deja que vaya marcando el ritmo.

Con estos consejos quizás no seas un Casanova pues dependerá de tu capacidad de seducción que tengas éxito. Pero, si nos haces caso y con un poco de esfuerzo y práctica, deberías ser capaz de acercarte a esa chica que te ha gustado sin hacer el ridículo y, quién sabe, si con un beso o su número de teléfono bajo el brazo.

Añadir comentarios

Haz click para añadir un nuevo comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *